Reactivación turística: Reserva Nacional de Paracas como área protegida y preferida por los visitantes.

La reactivación turística está en marcha y diversos destinos del país se alistan para reabrir sus puertas a los visitantes con el respectivo protocolo sanitario que evite el contagio del covid-19. Entre ellos destaca Reserva Nacional de Paracas como área protegida y preferida por los visitantes. Consolidada cada vez más como principales atractivos del Perú. Y esta a su vez, garantiza una experiencia inolvidable por su extraordinaria biodiversidad y belleza paisajística.

El sábado 17 de octubre se conmemoro el Día de las Áreas Naturales Protegidas del Perú, y a continuación presentamos a Paracas como un lugar preferido por los visitantes nacionales e internacionales, personas amantes de la naturaleza y apasionados por la historia y la cultura que consigo trae.

Aproximadamente a solo cuatro horas al sur de Lima por vía terrestre, se encuentra la Reserva Nacional de Paracas, donde se conservan y alojan numerosas especies de aves residentes y migratorias, entre ellos por ejemplo: tortugas marinas, lobos marinos y delfines. Desde Solimar le invitamos a experimentar el placer de caminar por la orilla de sus playas cubiertas con fina arena y sentir el sonido y la fuerza de los vientos Paracas.

Este desierto, que posee una quietud y calma, esconde vida que habita entre el mar y la arena, como por ejemplo: las colonias de pingüinos, coloridas bandadas de parihuanas o flamencos, las bulliciosas gaviotas, entre otras especies.

Es así que, la Reserva Nacional de Paracas es un lugar clave de descanso y alimentación para especies migratorias. No deje de enriquecerse con esta experiencia ecológica degustando deliciosos platos marinos, como las emblemáticas conchas de abanico y el cebiche, cuyos ingredientes básicos se obtienen en la Reserva Nacional de Paracas: otra razón más para conservar su mar y desierto.

Recordemos además, la Reserva Nacional de Paracas celebra su 45 aniversario como una de las áreas naturales protegidas que permite apreciar la enorme belleza paisajística y singular biodiversidad que existe en el ámbito marino y costero de la región Ica. Posee una superficie total de 335,000 hectáreas y fue creada como área natural protegida por el Estado, el 25 de setiembre de 1975, para proteger muestras representativas de nuestros ecosistemas marino-costeros.

El Fondo Paracas de Camisea dispone un monto de 7 millones de dólares a perpetuidad en beneficio del área natural protegida, y es reconocido como el primer caso donde una empresa privada en Perú financia acciones de preservación y vigilancia de un área natural protegida en favor de la ciudadanía y el Estado. Según sus estudios, la variedad del ecosistema de la Reserva Nacional de Paracas se debe a la temperatura templada del agua y al alto volumen de alimento que convive de forma armoniosa con la actividad pesquera que se desarrolla en Pisco, tan importante para el sustento de la región Ica. La labor de preservar la biodiversidad permite el desarrollo sostenible de actividades como el turismo, la pesca, la maricultura y la investigación científica.

 

Datos: Andina

[simple-author-box]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Conoce más